Una mujer en Utah fue sentenciada este lunes a prisión de por vida después de que se declarara culpable de haber matado a seis de sus recién nacidos y de esconder los cadáveres en su cochera durante más de una década. Mas en FUENTE